Home / Hombres infieles / ¿Por qué somos infieles? Hechos biológicos y sociológicos

¿Por qué somos infieles? Hechos biológicos y sociológicos

infieles

¿Te has parado a pensar en por qué somos infieles? La infidelidad es un concepto muy amplio, tal como la fidelidad, y no siempre tiene un contexto sexual.

La infidelidad según los valores tradicionales

Hemos sido todos enseñados que la máxima aspiración en nuestras vidas es el matrimonio con hijos. La sociedad nos obliga o inculca en cierta manera vivir de esa manera, con pareja a nuestro lado, pues las ventajas para matrimonios son múltiples: desde los contratos civiles, preferencias fiscales, ayudas para familias – está todo conceptuado hacia el matrimonio.

Así que los valores religiosos son los que mandan hasta en nuestra sociedad civil. Por lo mismo se puede decir que si somos infieles, rompemos no sólo con marido o mujer, sino con todas estas normas que conocemos desde pequeños. No existen conceptos en la religión ni en la sociedad que permitan tener varias parejas, sino se nos obliga ciertamente a estar con una persona, y eso para toda la vida. Normal que mucha gente note cadenas en los pies. Muchas personas son infieles por notar liberación.

La infidelidad en la naturaleza

Pensando en la naturaleza, vemos como muchos mamíferos son infieles y cambian de pareja en cada época de apareamiento. En contra de los valores religiosos, la naturaleza tiene previsto ese mecanismo “infiel” por múltiples razones.

Los mamíferos machos tienen que asegurar la supervivencia de sus genes. Mientras que la hembra sabe que las crías que amanta son suyas, el macho no lo puede saber. Entre los leones no existen los tests de paternidad. Así que la solución es preñar a cuantas hembras le es posible, para asegurar tener cachorros suyos. ¿Lo consideras infidelidad?

Suena cruel, ¿verdad? Pero, ¿por qué? Porque no tiene nada que ver con todo lo que nos han enseñado desde pequeños. No hay ninguna normal social prevista para las personas infieles.

El concepto de compañeros de vida temporales

En los últimos años ha surgido el concepto de los compañeros de vida temporales. Quiere decir, a lo resumido, que nos juntamos en ciertas épocas con personas, y cuando hay un cambio sustancial en nuestras vidas, nos alejamos el uno del otro y cambiamos de pareja. No entra tampoco en nuestro concepto de fidelidad, pero ya suena mejor que infidelidad y engaño.

Un ejemplo para compañeros de vida temporales es por ejemplo el novio o la novia del instituto con quien estuviste hasta la universidad, o hasta que empezaste a trabajar, o hasta que hubo algún cambio en tu vida. Otro ejemplo puede ser la pareja que tienes después del divorcio, cuando ya ambos tenéis la vida familiar resuelta, tenéis hijos, y vivís la segunda primavera de vuestras vidas. Se dice que los compañeros de vida temporales se juntan por unos diez años, luego se separan. Tiempo suficiente para tener hijos y criarlos medianamente, lo que hacen otros mamíferos, vamos.

La naturaleza es la que manda

Como ves, por mucho que nos hayan querido enseñar, quien manda es la naturaleza, las hormonas, el buen tiempo… si somos infieles o fieles, eso lo decide nuestra cabeza, pero el hecho de estar excitado por otra persona fuera del matrimonio es cosa de la naturaleza. Razón demás de vivir la sexualidad libremente, siempre que no se hace daño a otra persona.

Compruebe también

mujeres casadas infieles

Mujeres casadas infieles: ¿por qué razón lo son?

Seguramente te habrás preguntado por qué hay tantas mujeres casadas infieles hoy en día. Según …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *