Home / Aventuras / Infidelidad en el trabajo

Infidelidad en el trabajo

Muchas veces es en los lugares que más frecuentamos donde se nos brinde la posibilidad de tener una aventura. Pero ¡cuidado! Una aventura en el trabajo puede ser peligrosa. Hay muchas personas que pueden observar una infidelidad en el trabajo, y no todas las personas nos respetan igual. ¡Algún que otro celo puede llevar a que tus compañeros de trabajo te delaten!

 Infidelidad en el trabajo

Infidelidad en el trabajo: ¿cómo surge?

Es cierto que el roce hace el cariño y la distancia el olvido. Pues bien, imagínate un clásico: una oficina con unas sesenta personas trabajando día a día 8 horas o más juntos. Hombres y mujeres, de todas las edades. Además en una oficina, que no vas sudado, en chándal y terminas hecho polvo, no, a una oficina donde vas arreglado, afeitado, las mujeres pintadas y con el pelo recogido.

Ves a tus compañeros día a día, desayunas con ellos, comes con ellos, y en la cena de Navidad hasta tomáis algo juntos. Entre llamada y llamada y papel y papel os actualizáis sobre vuestras parejas, familias, proyectos del futuro etc. ¿No es normal que pueda surgir alguna que otra infidelidad en el trabajo? Sobre todo las mujeres intentan olvidar sus penas con un amante, como puedes leer en estos testimonios reales.

Os veis ocho horas al día por lo menos, mientras la vida con tu pareja o familia se limita a las noches y a los fines de semana. Si a esto le sumamos que hay atracción para algún compañero o alguna compañera, ya está el lío montado. Visto así, no es raro que surja alguna que otra infidelidad en el trabajo, ¿verdad?

Máxima discreción: por el bien de tu puesto de trabajo y de tu matrimonio

Una infidelidad en el trabajo no es solamente interesante, pues te hará ir al trabajo más a gusto, sino también puede ser muy peligrosa. Hay mucha gente que ha perdido su puesto por una infidelidad en el trabajo, y peor aún, a su familia.

Si trabajan muchas personas juntos, no sólo puede haber amores, sino también celos. Mientras los hombres lo suelen resolver mejor con los codos, o mejor dicho, con los puños, las mujeres suelen vengarse detrás de las espaldas de la compañera o del compañero causante de sus celos. Una llamada al marido o a la mujer, una foto de la que no se dan cuenta los enamorados, un mensaje anónimo… hay que tener cuidado con la infidelidad en el trabajo.

Luego también suele haber cierto código de actuación en el trabajo. Hay empresas en las que se prohíben estrictamente las relaciones amorosas entre empleados. En estos casos hay que tener en cuenta que una infidelidad en el trabajo, o una simple relación amorosa entre solteros, puede llevar en el mejor de los casos al traslado de departamento de alguno de los enamorados, y en el peor de los casos, al despido de los dos. Aunque tu empresa no escribirá una carta a casa diciendo que te has enrollado con fulanita o venganito, a ver cómo explicas eso en casa.

La infidelidad en el trabajo pocas veces lleva a dejar a la pareja

Por muy bonito que sean los sentimientos que surgen, pocas veces llevan a los respectivos enamorados a dejar a las respectivas parejas. Se trata más bien de aventuras, y en cuanto surge algún cambio importante, la relación pierde de interés, más aún si se trata de que alguno de ellos consiga un puesto más importante y tema por su buena reputación. En fin, el roce causa el cariño, y la separación el olvido.

Atrévete … Encuentros para personas casadas !

Compruebe también

relaciones extramatrimoniales

Relaciones extramatrimoniales: La primera cita con el “nuevo”

Te has atrevido, has conocido a alguien por internet, ¿y quieres quedar con él? Te …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *